¿Qué es el Mindfulness y cómo nos puede ayudar a vivir mejor?

publicado en: VIVE SLOW | 0

No hace demasiado tiempo que el Mindfulness ha empezado a sonar en las conversaciones mas helthy, pero ¿qué es y cómo puede ayudarnos a vivir mejor?

mindfulness

Para empezar, ¿qué significa Mindfulness?

La traducción del inglés sería Atención plena, y es la base de un trabajo personal que nos permitirá vivir de forma consciente. Es decir, siendo plenamente presentes en cada acción que hacemos mientras dejamos que la vida fluya.

Photo by Lesly Juarez on Unsplash

Practicar mindfulness nos lleva a aceptar, comprender, dejar fluir y amar la vida en toda su plenitud. .

¿Practicar mindfulness es sinónimo de meditar?

Seguro que has oído hablar del mindfulness asociado a la meditación, pero aunque la meditación es una parte importante de la práctica de la atención plena, no son sinónimos. El mindfullnes es una filosofía de vida en la que se practica la meditación. Una forma de vivir ligada a la conciencia y desligada de toda religión.

La conciencia plena en el día a día

consciència plena

Parece una obviedad hablar de conciencia plena, pero cuántas veces tenemos la sensación de que el día a día nos come, que vivimos sin ser conscientes del tiempo que hemos vivido, y asumir situaciones sin saber muy bien cómo nos sentimos o cómo nos afectan emocionalmente ?

Si practicamos el mindfulness, aprenderemos a ser conscientes de nuestros sentimientos, de cómo reaccionamos emocionalmente y físicamente en cada momento de la vida. Y este nivel de conciencia, nos hará tener el control emocional y físico de nuestro “yo”, nos abrirá las puertas a ser honestos con nosotros mismos y nos permitirá ser pragmáticos y valientes ante la vida.

Photo by Motoki Tonn on Unsplash

Mindfulness para reducir el estrés: Un ejemplo de mindfulness aplicado

En 1979 en el hospital de la Universidad de Massachusetts, el doctor Jon Kabat-Zinn y su equipo empezaron a investigar los efectos de un programa de reducción del estrés basado en la Atención Plena (MBSR), el programa estaba pensado para ser aplicado en personas con dolores crónicos. Y demostraron como gracias a las técnicas de mindfulness se podía reducir el sufrimiento de aquellos pacientes que ya no reaccionaban a tratamientos del sistema sanitario.

Si quieres saber más, Joh Kabat-Zinn, el pionero en introducir el mindfulness en el ámbito terapéutico, recoge este conocimiento y experiencia en un libro de referencia, donde explica qué es el mindulness aplicado:

«Vivir con plenitud las crisis», Cómo utilizar la sabiduría del cuerpo y de la mente para afrontar el estrés, el dolor y la enfermedad Ed. Kairos.

Conectar con nosotros mismos

Conectar con uno mismo, con cuerpo, mente y emociones. Esta sería la consecuencia más directa de la práctica del Mindfulness, para ello existen diferentes técnicas: meditación, yoga, respiración consciente de que podemos realizadas en sesiones guiadas o en solitario, una vez las dominamos. En estas prácticas dejaremos que los pensamientos y las emociones nos traspasen libremente sin juzgarlos, simplemente los percibiremos y los observaremos.

La práctica de la conciencia plena en la vida cotidiana

Ya sabes qué es el mindfulness, y una vez dominada la práctica, será el momento de transportarla al día a día. No necesitaremos ningún espacio o logística especial, simplemente incorporar esta actitud de conciencia plena en nuestras rutinas.

Ideas para incorporar la práctica del midfulness en una jornada laboral

Por la mañana despierta el cuerpo al nuevo día

Antes de levantarse de la cama, aún con los ojos cerrados, siente tu cuerpo y como la respiración lo llena y lo vacía. Toma conciencia del nuevo día, no de las tareas que tienes de antemano, sino el día que te acompañará dale la bienvenida.

Si conoces la práctica, dedica de 10 a 30 minutos a meditar.

Desayuna saboreando los alimentos y con el tiempo suficiente para ser consciente de lo que comes. Aplica la misma lentitud consciente a la hora de lavarte y vestirte.

En el trabajo ejercita la concentración

Aprovecha el trabajo para trabajar la concentración. Planifícate tareas concretas y asequibles y no dejes que nada te distraiga para llevarlas a cabo.

El trabajo también es un buen espacio donde practicar la aceptación activa que nos lleva a relativizar el sufrimiento, y los conflictos. Practica la escucha activa y la comunicación slow.

Por la tarde desconecta

Tan pronto hayas salido del trabajo, volviendo a casa con el tren, o sentado en un banco en plena calle, resérvate cinco minutos para cerrar los ojos y respirar profundamente. Cinco respiraciones que te permitan volver a centrar la atención en ti mismo. Y entonces, camina o conduce siendo consciente del trayecto y saboreando el momento.

esport i mindfulness

Si practicas deporte, juegas con los hijos, haces música, danza o pintura … Hazlo al 100%. Será el momento ideal de apagar el móvil, de dejar los pensamientos laborales y las preocupaciones de lado, para saborear el lujo del tiempo de ocio que la tarde te ofrece.

Photo by Emma Simpson on Unsplash

Por la noche reconecta y disfruta

Cena alimentos saludables, mira una película o practica sexo sin prisas. Que las noches no te arrolla, controla los tempos para terminar el día de forma placentera, verás como te levantas con energías renovadas!

slowsex
Photo by HOP DESIGN on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *