Las 10 claves para una vida slow

publicado en: VIVE SLOW | 0

Las claves para saborear la vida

10-claus-vida-slow-1

La vida slow es un movimiento que pretende frenar nuestro acelerado ritmo de vida, y así apreciar mejor todo aquello que tenemos. No se trata de cambiar nuestra vida como si si le dieramos la vuelta a un calcetín, sino más bien, ir introduciendo pequeños cambios para poder disfrutar más de nuestro día a día y saborear mejor todo aquello, y todos aquellos, que nos rodean. Aquí tienes 10 claves para una vida slow.

Y es que el ritmo vertiginoso que llevamos desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir (y a qué horas!), nos obliga a estar corriendo constantemente sin saber demasiado por qué. Por ello, queremos darte 10 claves para llevar una vida slow con el mínimo esfuerzo posible y en tu propio ritmo.

Piensa que si quieres cambiar tu vida de un día para otro, será tan estresante, y el esfuerzo será tan titánico que te costará encontrar los beneficios. Así que empieza slow y, poco a poco, tu vida se irá desacelerando.


10 claves para una vida slow

10-claus-vida-slow-2

1-Dedica un temps a plantearte una vida slow.

Ya es un gran paso, pero sobre todo es imprescindible. No sirve de nada iniciar un proyecto si no te lo planteas de forma consciente, no entiendes qué quieres conseguir o no recuerdas por qué te lo has planteado.

2.Come poco a poco

Saborea la comida. El slow eating es uno de los puntos claves de la vida slow. Olvídate de desayunar cualquier snack de camino al trabajo o de una comida rápida con “cualquier cosa” de “cualquier manera”. Tómate tu tiempo: Cocina, mastica, saborea, disfruta de los olores, colores y sabores de cada bocado, comparte el momento y la sobremesa. Esto te hará estar más saludable, con más relax, e incluso te ayudará a controlar el peso y la ansiedad.

3.Una buena siesta

Reposa y coge aire. Tienes la oportunidad de recuperar la bella tradición de la siesta? Pues entonces no lo dudes. No tienes que ponerte a dormir una hora cada día, sólo con dedicar un rato a estar tranquilo, a cerrar los ojos y no pensar en nada más que en relajarte, ya basta. Si además puedes hacer una siesta, pues mucho mejor.

4.Muévete con tiempo

Conduce con tranquilidad y con tiempo. Uno de los aspectos que más nos estresan ya de buena mañana son las largas caravanas para llegar al trabajo, o ir con el tiempo justo y la angustia de si llegaremos o no puntuales.

10-claus-vida-slow-3

Así que plantéate si es posible hacer este trayecto en transporte público, piensa que, aunque tardes un poco más, puedes dedicar este tiempo a leer, escuchar música, a mirar fotos, a plantearte las vacaciones …

Y si es poco factible, sal de casa con tiempo para evitar prisas e imprevistos que te harían empezar el día de mal humor y estresado.

5.Valora lo que tienes

Mira a tu alrededor y enumera las cosas que tienes. No sólo las materiales, sino, especialmente, las intangibles: El amor de los tuyos, una buena salud, una buena compañía, buenos compañeros de trabajo, los buenos ratos con los amigos … La ambición es buena para progresar, pero en exceso nos impide disfrutar de lo que hemos conseguido, nos frusta por lo que no tenemos, y nos estresa para tener la obligación de obtenerlo.

6.Viaja a ninguna parte

10-claus-vida-slow-4

Descubre la proximidad. Muchas personas sueñan con viajes fabulosos a lugares maravillosos, pero es muy posible que el paisaje que nos rodea cada día, o lo más cercano, nos sea completamente desconocido. Descubre los rincones más enigmáticos de tu ciudad, de las montañas, bosques y playas que rodean tu zona más cercana, las tradiciones de tu entorno … Y verás por qué los turistas se maravillan con lo que tú tienes al lado.

7. Practica el Slow Sex

Disfrutar del sexo con tranquilidad. Esto no pretende arrebatar el encanto de un “aquí te pillo, aquí te mato”, pero sí que nos permite disfrutar del sexo de una manera más profunda y cómplice con nuestra pareja. Dedicar tiempo a las caricias, a hablar de sexo, a descubrir nuevas posibilidades … Es imprescindible para revitalizar la pareja y para no caer en el aburrimiento de la monotonía.

8. Consume km0

Revaloriza aquello que es cercano. No sólo se refiere a los alimentos, productos y restaurantes de KM0, sino también al tiempo que compartes con los hijos, con los amigos; el ocio, de aquel café en el bar de la plaza, de aquel paseo por el barrio …

9.Limita les pantallas

Menos pantalla y más realidad. Los móviles, tablets, ordenadores, … Están permanentemente conectados al trabajo y nos obligan a que una parte de nuestro cerebro esté pendiente del mundo laboral incluso fuera de la oficina. Nos vendieron que estar conectados las 24 horas del día equivalía a libertad, y nada más lejos de la realidad. Debemos desconectar y disfrutar más de la realidad que nos rodea para ser más felices y tener menos estrés, pero también para rendir mejor en el trabajo, porque más horas no significa más calidad: es imprescindible desconectar para ser más creativos.

10. Encúentrate y mímate

Recupera la mirada hacia el interior. No tienes que viajar a la India o África para conocerte mejor. De hecho, muchos podrían pensar que es contraproducente viajar tan lejos y a lugares tan extraños para conocer algo tan próximo y conocido como eres tú mismo. Así que medita, sueña despierto, recupera recuerdos, descubre nuevos hobbies y pasiones … piensa en que te gustaría hacer y hazlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *